Cárcel para presunto estafador que ofrecía contratos laborales y exigía a las victimas dinero, teléfonos celulares, y computadores

Cárcel para presunto estafador que ofrecía contratos laborales y exigía a las victimas dinero, teléfonos celulares, y computadores

Cárcel para presunto estafador que ofrecía contratos laborales y exigía a las victimas dinero, teléfonos celulares, y computadores

Fuente: FISCALIA GENERAL DE LA NACION (Ver Noticia Original)

La Fiscalía asoció 13 casos de estafa a víctimas, a las que el imputado engañaba con puestos de trabajo en entidades del sector público.  

Rubén Darío Ocaña Rubio fue imputado con cargos por un fiscal local de la unidad de Hurto y Estafas como presunto autor material de los delitos de estafa agravada en modalidad masa en concurso con abuso de confianza.

Al avalar las evidencias y el material probatorio recaudado durante la investigación contra Ocaña Rubio, un juez penal con control de garantías impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, 13 personas presentaron denuncias contra el imputado, quien presuntamente se hacía pasar como una persona que tenía acceso las oficinas de recursos humanos, adscritas a la gobernación de Nariño, la alcaldía de Pasto, la Secretará de Salud, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la DIAN, entre otras entidades, y les ofreció falsas oportunidades de trabajo en las mismas.

Según el modus operandi, el hombre realizaba contacto con las víctimas para realizar la visita domiciliaria y verificar la información de la hoja de vida. Una vez lograda la confianza de sus víctimas, les solicitaba teléfonos celulares y computadores para supuestamente bajar aplicaciones que utilizarían en sus nuevos puestos de trabajo.

Además, les solicitaba dinero en efectivo para adquirir uniformes de dotación de las entidades que las contratarían. Posteriormente, se trasladaba en su motocicleta con algunas de las víctimas hasta sedes de hospitales, centros de salud y las empresas del estado que las contratarían.

Una vez allí, les manifestaba que debía ingresar por otra puerta alterna para evitar malos entendidos con los empleados y huía con las pertenencias entregada por los posibles contratistas.

Investigadores del CTI lograron determinar el modus operandi del asegurado y el perfil de las víctimas como mujeres desempleadas, con edades entre 20 y 40 años, y con conocimientos básicos en atención a usuarios. Además de recaudaron declaraciones juradas, entrevistas, análisis de documentos y reconocimientos fotográficos.

Agentes de la Sijin de la Policía Nacional y servidores del CTI capturaron a Rubén Darío Ocaña Rubio, contra quien un juez penal emitió una orden en noviembre de 2022.

También te podría gustar...