Así gastaban el dinero de las matrículas exdirectivos y exfuncionarios de Uniautónoma

Así gastaban el dinero de las matrículas exdirectivos y exfuncionarios de Uniautónoma

Así gastaban el dinero de las matrículas exdirectivos y exfuncionarios de Uniautónoma

Fuente: W RADIO (Ver Noticia Original)

La Fiscalía detalló el destino de los dineros.

El relato de la Fiscalía en la imputación contra Ramsés Vargas, dejó al descubierto, la forma en la que según el ente acusador, el exrector habría dispuesto fraudulentamente del patrimonio de la institución.

Vargas, en compañía de funcionarios habría sacado provecho ilícito, abusando de sus cargos, en Beneficio propio y de terceros.

La primera “movida”, fue haber destinado una bonificación a quien en  ausencia de Silvia Gette, había quedado como rector encargado. Se trata de Mariano Romero quien habría recibido 100 millones por cederle el puesto a Vargas.

Este dinero según las actas, habría sido justificado como un “reconocimiento” como rector encargado.

Más bonificaciones:

Eduardo de Jesús Vargas Osorio,  recibía 10 millones de pesos por concepto de “vida digna”, el cual era un  reconocimiento como fundador, sin tener la calidad para esto, y  sin ser reconocido legal, ni estatutariamente. Estos pagos se realizaron de manera sistemática durante los años 2013 y 2014.

Quienes también recibieron esta bonificación de 10 millones, fueron Tamid  Turbay, y Orlando Saveedra. Este último en 9 oportunidades.

“Esto creo un quórum deliberatorio, en favor de todas las propuestas de Vargas como rector al interior de la universidad, los cuales permitieron así mismo, indicar, que en referencia a ello, en varias oportunidades, permitían entregarle bonificaciones al señor rector, que no hacían parte de su salario.”  Señaló la fiscal del caso.

Además,  recibió otra bonificación para sacar a su familia del país, indicando que lo hacía por seguridad, sin tener el soporte, de un estudio de riesgo.

Por otra parte, sus escoltas,  se pagaban con la nómina de la Autónoma del Caribe.

También, la fiscal detalló que se le aprobaron gastos por relaciones públicas, aunque esto estuviera, ya dentro de sus funciones.

El Consejo Directivo aprobó por unanimidad conceder un incremento salarial, para el entonces rector de 20 millones de pesos, de lo cual inicialmente ingresó devengando la suma de 30 millones de pesos, luego se le incrementó en 44 millones, para devengar finalmente una salario de 67 millones de pesos.

También se aprobaron modificaciones y permisos para ser rector desde la ciudad de Miami.

Así se gestionaron los pagos en efectivo: 

Para la Fiscalía, los exfuncionarios de esta alma mater habrían celebrado una reunión  abogándose las competencias propias de un comité administrativo y financiero inexistente orgánicamente, sin ningún tipo de funciones asignadas a fin de aprobar una serie de estrategias financieras para el periodo 2018 -01.

Dicho comité, nunca fue creado al interior de la universidad autónoma del Caribe, y además no tenía el  conocimiento para haber establecido un manual de recaudo en caja.

“El documento que se gerenció para el mapa de proceso del recaudo de los dineros de matrícula en efectivo, no fue aprobado. Por el contrario, era un documento inexistente en el área documental de la universidad.” Señaló la fiscal.

Lo que generó un comportamiento de corrupción privada, y  administración desleal, debido a que los recursos fueron destinados al detrimento del patrimonio de la universidad, y girados a terceros.

Con relación a los  dineros  que ingresaban en efectivo, por concepto de matrículas, estos eran desviados con contratos.

¿Adónde se iba la plata?

 Estos fueron algunos de los pagos, de los que tiene conocimiento la Fiscalía y que se habrían realizado con el dinero de las matriculas:

–   4 mil millones a la firma  B&V comunicaciones estratégicas.

–  77 millones pagados en efectivo a B&V comunicaciones sin ninguna denominación, con un soporte del primer corte, de recaudo de matrículas en efectivo.

–  41 millones al Grupo Financiero de la Costa, sin los soportes, en las áreas de contabilidad, ni en el área financiera. Además, sin determinar, por qué hay esta obligación financiera.

– Un giro de 9 millones a B&V comunicaciones con el primer corte de matrículas en efectivo 2018.

– Acuerdo de pago, de acuerdo a los flujos de caja, suscrito por Ramsés Vargas,  y el señor Jorge Vera Kid, por una obligación equivalente a 3.500 millones de pesos.

– Pagos en favor de Luis Caro, dineros que salen del recaudo en efectivo, 14 millones 700, aprobado supuestamente por Cindy Solar Vargas.

–  Pago a Eduardo Vera Kid, por  102 millones, que fue aprobado por Cindy Solar Vargas, con un recibo de caja menor que no estaba respaldado.

– Giro a B&V de 61 millones. Este pago se realizó con dinero en efectivo.

– B&V recibió dineros y pagarés por autorización del concejo directivo. Más de 5 mil millones le adeuda la universidad a esa empresa.

“Para lograr esto, Vargas determinó a empleados de confianza y manejo en áreas como: secretaría general,  vicerrectoría administrativa y financiera, tesorería, contabilidad. Además,  logró defraudar las expectativas legítimas de los estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe.” Fiscalía. 

Estas irregularidades, se vieron reflejadas en las actas, como consecuencia  de medidas que no fueron legitimidades en su momento por el consejo directivo, como por ejemplo, las políticas de viajes y viáticos de Vargas,  sin evidencia de deliberación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *