Los dos argumentos que no le sirvieron a Aida Merlano para ir a casa por cárcel

Los dos argumentos que no le sirvieron a Aida Merlano para ir a casa por cárcel

Los dos argumentos que no le sirvieron a Aida Merlano para ir a casa por cárcel

Fuente: EL HERALDO (Ver Noticia Original)

Corte dice que la congresista lideró organización criminal. Auto interlocutorio indica que debe continuar en prisión.

La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó días atrás la medida de aseguramiento de Aida Merlano Rebolledo en la cárcel El Buen Pastor, de Bogotá, pese a que la defensa de la congresista barranquillera trató de alegar que se le enviara a la casa con dos argumentos que no hicieron eco en la máxima instancia judicial.

Así muestra el extracto del Auto-interlocutorio del magistrado ponente José Francisco Acuña Vizcaya, el cual fue divulgado por la Corte Suprema el pasado 12 de mayo. Este documento también hace un repaso del caso por el que la electa senadora cayó en la investigación que arrancó el pasado domingo 11 de marzo luego de las elecciones parlamentarias.

En el texto se lee que Merlano, a través de su abogado, pidió inicialmente la medida de detención domiciliaria por ser madre cabeza de hogar y aportó pruebas que demostraban que “tiene dos hijos, una joven de 18 años de edad, estudiante universitaria en la ciudad de Barranquilla, y un menor de 14 años, con déficit de atención, que depende de ella únicamente”.

Sin embargo, para la Sala de Casación Penal este argumento no fue tenido en cuenta, inicialmente, porque Merlano Rebolledo “está en condiciones de poner en riesgo los certámenes electorales venideros, con lo cual puede afectar a la comunidad, dado el poder y logística de la organización criminal bajo su mando”.

De manera adicional, la Corte precisó que también surge que “los hijos de la sindicada cuentan con el padre y los abuelos maternos, en quienes recae la obligación legal y moral de atenderlos”.

El otro argumento con el que la defensa de la congresista intentó el cambio de medida fue por “enfermedad grave”. El abogado pidió a la autoridad judicial que a Aida Merlano “sus condiciones siquiátricas” le impedían a desarrollar “actividades ilícitas”.

En ese sentido, aportó historias clínicas que informaron sobre la “bipolaridad” que padece, los “trastornos mentales y depresivos que viene padeciendo, según dijo a raíz del ataque de los medios de comunicación”. A ello se le suma la infección que tiene en un riñón a raíz de una “bacteria” que adquirió de tiempo atrás.

No obstante, la Corte Suprema señaló que “de la solicitud y los anexos se desprende que la funcionaria padece de dichas afecciones incluso desde antes de encontrarse sujeta a la presente investigación”.

“Las mismas –añadió la autoridad– no resultan incapacitantes, motivo por el cual no se accederá a dicha solicitud, pues además la actuación carece de elementos de juicio distintos a las historias clínicas allegadas por la defensa”.

Advertencia

Finalmente, en el Auto interlocutorio, la Sala Penal de la Corte Suprema alertó sobre el poder de Aida Merlano que podría tener en los próximos comicios electorales debido a la estructura criminal de la hacía parte.

“Esta estructura aglutinó a más de 2.000 personas, todas a su servicio, cumpliendo funciones orientadas a lograr el propósito de alcanzar una curul en el Senado de la República (…). Todo lo anterior denota que hallándose aún vigente esa estructura criminal en momentos en que se avecinan nuevas jornadas electorales, la investigada puede ponerla al servicio de los intereses políticos que le asisten”.

En consecuencia, la Corte dejó claro que ella debe permanecer en el Pabellón Especial para Funcionarios Públicos de El Buen Pastor de Bogotá.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *