• Sin categoría
  • 0

Juez aprueba nueva prórroga solicitada por defensa de Narcosobrinos

Juez aprueba nueva prórroga solicitada por defensa de Narcosobrinos

Juez aprueba nueva prórroga solicitada por defensa

Fuente: VENEZUELA AL DIA (Ver Noticia Original) 

El juez, Paul Crotty aprobó esta semana una nueva prórroga solicitada por la defensa de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas para presentar objeciones al último informe entregado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Por Maibort Petit/Venezuela al Día

Tras la aceptación de la extensión, los abogados defensores tendrán tiempo hasta el 20 de junio de 2017 para cumplir con la entrega de los requerimientos, lo que supone un posible nuevo cambio de la fecha de la sentencia prevista para el 27 de junio a las 11 AM, según una fuente ligada al caso.

@MaibortPetit

Los abogados de los sobrinos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dijeron al juez Crotty que requerían una prórroga debido a “la extrema complejidad de los hechos descritos en el informe de investigación presentado por los fiscales federales y el número de problemas que los mismos representan”. La solicitud fue hecha de acuerdo a lo establecido en el artículo 32(b) (2) de la ley Federal Criminal.

El juez Crotty otorgó la nueva prórroga, lo que indica que habrá un retraso en el calendario procesal previsto para el caso. Hasta el cierre de esta nota, no se había dado a conocer la posible nueva fecha para lectura de la sentencia de Campo Flores y Flores de Freitas.

Condenados por un jurado 

El 18 de noviembre de 2016, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas fueron condenados por un jurado de Nueva York por conspirar para importar y distribuir cinco o más kilogramos de cocaína a los Estados Unidos de un país extranjero, sabiendas que la acción violaba las leyes antinarcóticos estadounidenses.

De acuerdo a la acusación probada en el  juicio por el gobierno federal, los acusados ​​acordaron organizar un vuelo para transportar 800 kilogramos de cocaína desde Venezuela a Honduras, conociendo que la droga tenía como destino final a los Estados Unidos.

Según el gobierno federal, los acusados ​​-ambos sobrinos de la Primera Dama de Venezuela, Cilia Flores – habrían sacado provecho de sus conexiones políticas para preparar un vuelo privado con apariencia legítima para evitar ser captado por radares y  por las autoridades antinarcóticos.

El 23 de enero de 2017, los llamados “narcosobrinos” o “sobrinos presidenciales:” solicitaron al juez una sentencia absolutoria  y pidieron un nuevo juicio argumentando que la absolución se justificaba debido a que el gobierno no había presentado suficientes evidencias creíbles para apoyar la convicción y refutar la supuesta tesis de el entrampamiento por parte de agentes federales que expuso la defensa ante el jurado.

Campo Flores y Flores de  Freitas alegaron que un nuevo juicio se justificaba debido al falso testimonio de uno de los testigos cooperantes de la DEA que participó en la operación: José Santos Peña.

La Corte negó la petición de los acusados y ordenó al gobierno producir con prontitud cualquier material Brady y Giglio sensibles a los acusados. Por su parte, la Fiscalía neoyorquina informó al tribunal que todos los materiales y evidencias del caso habían sido entregados a la defensa antes del juicio y que no había más elementos pendientes. También denunciaron que la defensa pretendía entrar en los archivos del Departamento de Estado para buscar evidencias de otros casos no relacionados, lo cual violaba los reglamentos del gobierno federal en la materia.​​

Luego la negación de la petición hecha por Campo y Flores, por parte del juez, la fecha de la condena fue fijada para 26 de junio, 2017 a las 11:30 am.

El gobierno dio al caso como concluido tras el cierre de los movimientos en el expediente.

En un documento posterior, el tribunal cambió la fecha de la condena nuevamente. Esta vez se fijó para el 27 de junio de 2017 a las 11:30 AM.

El 30 de mayo la defensa de Campo Flores,  Randall W. Jackson, John T. Zach y Joanna Wright del escritorio jurídico

Ver imagen en Twitter

Boies, Schiller y Flexner LLP y, los abogados del co-acusado Flores de Freitas: David M. Rody, Michael D. Mann y Elizabeth Espinosa del bufete Sidley Austin LLP pidieron otra prórroga que el juez Paul Crotty.

Se conoció extraoficialmente que los informes de la Oficina de Libertad Condicional de EE.UU y los requerimientos de la Oficina de Presiones están listos. Ambos documentos son requeridos para que el tribunal lea la sentencia de los dos hombres convictos por narcotráfico.

Un nuevo documento sellado entró al expediente a mediados del mes de mayo. Hasta ahora se desconoce el contenido del mismo.

Todo en regla

Consultado sobre el caso, el abogado criminal con práctica en Nueva York, José Pérez dijo que este tipo de recursos -usados por la defensa para prorrogar la lectura de la sentencia- se encuentra bajo los parámetros legales y por lo general “se emplean para evaluar todos los mecanismos posibles que les permitan exponer ante el juez argumentos que conlleven a una condena menos severa”.

El experto asegura que con el fin de garantizar el debido proceso de los acusados, el tribunal suele aprobar las peticiones de prórroga basada en los términos comprensibles y ajustadas a lo establecido en las leyes criminales norteamericanas.

Los acusados se enfrentan una condena que va desde 15 o 20 años hasta una cadena perpetua.

Los fiscales del caso no respondieron las solicitudes de opinión sobre esta nueva prórroga.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *